05 de Abril de 2019

Qué es un contrato de depósito y cuáles son sus efectos legales

El contrato de depósito, es aquel por el cual una persona llamada depositante, cede la tenencia de un objeto a un depositario, con la finalidad de que se encargue de custodiarlo.

En tal sentido, el art.1356 del Código Civil y Comercial de la Nación (CCyC), no solo conceptualiza la figura contractual,  sino también determina que la naturaleza de este tipo de acuerdo es gratuita y se sustenta pura y exclusivamente en la buena fe de las partes.

Cabe mencionar, que una vez celebrado el depósito, no se produce traslado de dominio ni posesión del objeto entregado, no obstante se presume oneroso, ya que la aceptación del mismo, necesariamente puede generar gastos de mantenimiento.

Por tal motivo, estos acuerdos son unilaterales, ya que solo generará obligaciones para el depositario. Sin embargo, posteriormente a efectivizado los gastos que tuvo que afrontar el depositario, se transformarán en indemnizaciones en virtud de las erogaciones realizadas para la conservación de la cosa.

Por otra parte, este tipo de vínculo contractual requiere para su perfecccionamiento, el cumplimiento de ciertos requisitos que son, capacidad, consentimiento, objeto y causa lícita.

Asimismo, para su  validez, es necesario que sus contratantes sean personas capaces, es decir, mayores de edad y en pleno uso de sus facultades mentales.

De tal modo, el consentimiento o voluntad de las partes es esencial, pues el acuerdo debe surgir como consecuencia de el consentimiento voluntario de los involucrados.

Finalmente, cabe destacar que el objeto que se entrega en depósito, como así tambien la razón por la que se celebra el acuerdo, debe estar conforme a derecho.





Área Desarrollo de Sistemas - Copyright © 2008 Poder Judicial de Sgo. del Estero.
Alvear e Yrigoyen - CP. 4200 - Conmutador: (0385) 450-7500 - Secretaría Privada S.T.J.: (0385) 450-7700 / 7701 - FAX: (0385) 450-7703