24 de Abril de 2019

Los homicidios atenuados contemplados en el Código Penal

     Lo característico de estas figuras delictivas es la morigeración de las consecuencias del ilícito respecto del homicidio simple, previsto en el artículo 79 del Código Penal, en virtud de la concurrencia de ciertos circunstancias, que se presentan en los casos de crímenes cometidos en estado de emoción violenta, preterintencional o culposo.

     En el supuesto de la emoción violenta, el autor no es arrastrado a cometer el delito por su propia voluntad, sino que actúa movido por la conducta de la víctima que lesiona sus sentimientos y, de tal modo, lo impulsa a consumar el hecho, dificultando el pleno control de sus acciones.

     Cabe mencionar que el Código de fondo establece una pena de reclusión de tres a seis años o prisión de uno a tres años para este tipo de delitos.

     Por otro parte, el autor de un homicidio preterintencional no tiene como finalidad ocasionar el fallecimiento de la víctima, por lo que se entiende que su conducta va más allá del resultado muerte.

     De tal modo, el sujeto actúa con el propósito de causar un daño en el cuerpo o en la salud de la víctima, puesto que el medio empleado no debia razonablemente ocasionar la muerte, conforme lo preceptuado en el artículo 81, inciso b del Código Penal.

 

El homicidio culposo

     El carácter culposo de esta figura se basa en que el autor del hecho genera un riesgo reprobado por la ley. En tal sentido, el sujeto provoca la muerte de una persona en razón de su comportamiento imprudente o negligente.

     El sujeto activo de esta clase de homicidios no tiene cabal conciencia de la acción riesgosa que realiza o bien en el caso que se represente ese peligro, confia en la posibilidad de poder evitarlo.

     Entonces, el sujeto actúa con culpa cuando su proceder es negligente, imprudente o actua con impericia en su arte, profesión o inobservancia de los reglamento o los deberes a su cargo.

     Cabe mencionar que los artículos 84 y 84 bis del Cdigo de fondo fueron modificados por la ley nacional Nº 27.347 en 2017. En ese orden, se destaca un agravamiento del mínimo de la escala penal de seis meses a un año.

     Asimismo, la reforma establece un agravante en el segundo párrafo, elevando la consecuencia del delito a dos años de prisión por multiplicidad de resultado, es decir más de una víctima fatal.





Área Desarrollo de Sistemas - Copyright © 2008 Poder Judicial de Sgo. del Estero.
Alvear e Yrigoyen - CP. 4200 - Conmutador: (0385) 450-7500 - Secretaría Privada S.T.J.: (0385) 450-7700 / 7701 - FAX: (0385) 450-7703