04 de Sept de 2019

CÓMO Y CUANDO PROCEDE UNA SUCESIÓN TESTAMENTARIA

     Una sucesión testamentaria, es el acto por el cual el causante expresa su voluntad en un documento que debe reunir ciertas formas y en el cual se enuncia la última voluntad del fallecido, a cerca de la forma en que este desea que sus bienes se distribuyan y a quienes luego de su muerte.

     Sin embargo, este instrumento no cuenta con total libertad para disponer de la integridad de los bienes de su autor, ya que de acuerdo a la legislación de nuestro país, existen ciertos principios que deben respetarse en cuanto al reparto y a los herederos que por ley, se consideran legitimarios.

     De esta forma, lo establece el art. 2462 al determinar que “las personas humanas pueden disponer libremente de sus bienes para después de su muerte, respetando las porciones legítimas establecidas en el Título X”.

     Consecuentemente, se reconoce a los descendientes (hijos), los ascendientes (padres) y el cónyuge tendrán derecho a una porción legítima de la que no pueden ser privados por testamento ni por actos de disposición entre vivos.

     Esto, permite presumir que si bien el testamento le otorga ciertas libertades a la persona para distribuir parte de su patrimonio a libre voluntad, una gran porción de la misma debe ser obligatoriamente destinada a sus herederos forzosos.

     Lo cierto es que el nuevo Código Civil y Comercial determinó con su creación, una modificación del porcentaje que una persona puede destinar o incluir en su testamento para disponer de ella libremente.

     En tal sentido, lo que antiguamente se establecía en un porcentaje del 20%, actualmente con el nuevo Código lo transformó en un total de 33.3% del total del patrimonio, que la persona puede transferir a voluntad a quien desee, fuera de sus sucesores forzosos.

     En este marco y habiendo decidido la forma de distribuir sus bienes, es importante determinar que existen ciertos requerimientos que deben ser respetados para otorgar validez a este documento.

     Así, algunos de los requerimientos a tener en cuenta respecto de un testamento es que le mismo debe ser redactado por una persona mayor de 18 años, dicha persona debe encontrarse en su sano juicio y expresar sus deseo con plena voluntad; el mismo no debe redactarse por error, dolo o culpa; no debe hacer referencia a la transmisión de bienes futuros, sino de bienes propios, entre otros requerimientos.

     Por medio del cumplimiento de estos requerimientos, el testamento pasa a tener validez, permitiendo que la totalidad del patrimonio del fallecido se distribuya de acuerdo a su voluntad, evitando que deba hacerse necesario la apertura de un juicio sucesorio, que determinará por sentencia, la distribución de sus bienes.





Área Desarrollo de Sistemas - Copyright © 2008 Poder Judicial de Sgo. del Estero.
Alvear e Yrigoyen - CP. 4200 - Conmutador: (0385) 450-7500 - Secretaría Privada S.T.J.: (0385) 450-7700 / 7701 - FAX: (0385) 450-7703