18 de Febrero de 2020

QUE OCURRE EN CASO DE MUERTE O INCAPACIDAD DE DEMANDADO EN UN JUICIO LABORAL

     Puede suceder que durante la tramitación de un juicio laboral se produzca la muerte del demandado o su incapacidad, circunstancias que producen una serie de actos procesales que deben llevarse a cabo.

     En tal sentido, el Código de Procedimiento Laboral de la provincia, en su artículo 8 establece que “en caso de muerte o incapacidad del empleador los juicios que sean competencia de los Juzgados de Trabajo, se iniciarán ante el Fuero Laboral, a cuyo efecto deberá notificarse a los respectivos representantes legales o judiciales. Asimismo se comunicará por oficio a los magistrados que correspondan de otros fueros, sobre la iniciación de la causa laboral”.

     Consultada sobre el particular, la Dra. Karina Nazer, jueza del Juzgado de Trabajo y Minas de Tercera Nominación, explicó que en tales supuestos, se suspende en el expediente el proceso a través de una providencia.

     En tanto, se solicita a los profesionales que brinden información acerca de eventuales herederos si los hubiere, mediante la presentación de la documentación correspondiente y en su caso informando los datos de identificación.

     “Con esa información, se oficia a mesa de entradas a los efectos de corroborar si existe un juicio sucesorio iniciado. De no ser así, se comunica a los herederos que hayan sido notificados por el profesional”, explicó

     “En caso de que no existan datos sobre los herederos, se ordena la publicación de edictos a los efectos de convocar a los eventuales herederos, no obstante,aclaró que es un supuesto que se presente de manera frecuente.

     Consultada en relación al supuesto que se de inicio a un juicio sucesorio, la magistrada explicó que ese proceso atrae al laboral a los efectos que el trabajador pueda cobrar una indemnización. Asimismo puede ocurrir que en la sucesión concurran otros acreedores que tenga mayor privilegio para el cobro de sus créditos.

 

Incapacidad del Demandado

     Al respecto indicó “que se trata de una situación que lo imposibilita en la decisión de sus actos jurídicos. Se trata de patologías que lo privan o cuando queda en duda la razón del demandado. Es el caso de personas que sufrieron un accidente cerebrovascular (ACV), o Alzheimer”.

    “Se trata de una incapacidad imposibilitante para poder decidir sobre los actos jurídicos, no así para realizarlos porque en tal supuesto, se delega en un profesional”.

     En tal caso, se realiza un trayecto procesal parecido al descripto en el supuesto de la muerte del demandado. Se convoca a los herederos, pero con la particularidad que se corre vista a los Ministerios Públicos Fiscal y de la Defensa respectivamente, a los efectos de tutelar y acompañar los derechos de la persona que padece la enfermedad.

     Asimismo, indicó que no se requiere una declaración de incapacidad del Juzgado de Familia, siendo suficiente la sola patología demostrada mediante los certificados de profesionales.

     Finalmente, remarcó que en el supuesto que se produzca el fallecimiento del actor, el mismo profesional, habitualmente convoca a los herederos, para que mediante un poder, continúe adelante con el proceso laboral.





Área Desarrollo de Sistemas - Copyright © 2008 Poder Judicial de Sgo. del Estero.
Alvear e Yrigoyen - CP. 4200 - Conmutador: (0385) 450-7500 - Secretaría Privada S.T.J.: (0385) 450-7700 / 7701 - FAX: (0385) 450-7703