19 de Febrero de 2020

EL INTERÉS SUPERIOR DEL NIÑO PREVALECIÓ EN UN FALLO DE TRIPLE FILIACIÓN: 2º PARTE

Incidencia psicológica

     En relación a la temática, los psicólogos forenses, Lics. Andrea Spinello y Leandro Peiretti, indicaron si bien cada caso puede tener sus características específicas, mucho tiene que ver con el cambio generacional y las concepciones de la familia, generando una mirada más naturalizada a sus nuevas formas de estructurarse.

     “En estos casos puntuales, es importante observar si el niño genera un vínculo con aquel nuevo individuo que se incorpora a la familia y qué tipo de vínculo nace, ya que si éste es positivo y satisfactorio, lo esperable es que quiera verlos a todos y tenerlos presentes en su proceso de crecimiento”, explicaron los profesionales.

     “Planteada la situación, el infante comienza generando una relación que se fortalecerá mediante el afecto, el cuidado y cariño que recibe de la persona. Esta situación, posteriormente, lo empujará a generar una identificación y un fortalecimiento vincular a raíz del trato y las experiencias cotidianas compartidas que en algunos casos se dan en la misma o mayor medida que con alguno de los progenitores”, agregaron los entrevistados por el Área de Prensa del Poder Judicial.

     En función de lo expuesto, es posible sostener que todas estas nuevas relaciones tienen que ver con la forma en que se transmite el deseo, ya que la respuesta de los niños son motivadas sobre la base de la presencia activa o inactiva de los adultos circundantes.

     De esta manera, si el adulto transmite un deseo, cuidado, un lugar para el niño, un interés por sus necesidades para que crezca sano en un entorno donde no se obstaculice ninguno de los otros vínculos, será normal que el niño se identifique o pueda tener una transferencia con distintas figuras que son parentales, más allá de la concepción biológica.

     “Esto constituye lo que después el niño interiorizará como procesos de identificación, de constitución del yo, tomando en cuenta que ese yo se construye en referencia a otros” especificaron los profesionales.

     Todo niño necesita de otra u otras personas que sean capaces de sostenerlo para poder erigirse como sujeto y construir ese yo que lo caracterizará como un sujeto en la sociedad. A la vez, tendrá marcas de todos los adultos que resultaron significativos durante su etapa de crecimiento, en la medida que cubrieron sus necesidades básicas de amor, deseo, comunicación y contacto, lo que marcará la afinidad del infante con todos ellos.

     “En la medida en que el niño lo pida y lo manifieste, si el vínculo es favorable, siente cariño y apoyo, este tipo de situaciones se manifiestan como algo positivo para su bienestar  en su proceso de crecimiento y maduración”, especificaron.

     Por lo que es fundamental escuchar al niño y tener en cuenta las características propias de la época, con los criterios de inclusión y entender que muchas veces los prejuicios y las resistencias son de los adultos.





Área Desarrollo de Sistemas - Copyright © 2008 Poder Judicial de Sgo. del Estero.
Alvear e Yrigoyen - CP. 4200 - Conmutador: (0385) 450-7500 - Secretaría Privada S.T.J.: (0385) 450-7700 / 7701 - FAX: (0385) 450-7703