18 de Abril de 2020

ADMINISTRAR LA JUSTICIA EN TIEMPOS DE CUARENTENA

   En tiempos de cuarentena, no fue fácil llevar a cabo un trabajo remoto y virtual más conocido como “teletrabajo” sin planificación previa. Si bien, desde el año 2005 se viene desarrollando un proceso de modernización del Poder Judicial, con la incorporación de tecnología e informatización, la urgencia y la celeridad con la que se tuvo que trabajar “desde casa”, fue bastante compleja.

     Somos conscientes del contexto que nos toca vivir, el servicio de Justicia no es ajeno y en estos días de cuarentena se ha puesto a prueba la capacidad de respuesta de nuestros recursos humanos ante la emergencia, la adaptabilidad de la sociedad y de los abogados externos, y la flexibilidad de un sistema más complejo de aplicación en el servicio de Justicia y en un marco de actividades más restringido.  

     Sin embargo, transcurrido varios días de aislamiento social y obligatorio, el Poder Judicial santiagueño trabaja sostenidamente con el equipo de informáticos; ingenieros, desarrolladores, profesionales de la tecnología y otras áreas administrativas, indispensables para fortalecer aún más esta medida de trabajo remoto, cuidando la política de seguridad de la información y creando nuevas herramientas para facilitar la tarea de magistrados y funcionarios, optimizando la comunicación para el procesamiento de las causas.

      Así fue que se lanzó muy pronto, una “Mesa Única Virtual”, medio electrónico habilitado para receptar las presentaciones y comunicaciones formales, mediante la que se puede solicitar cuestiones referidas a los Fueros de Familia, Civil, Género y, poco a poco, se fueron habilitando otras actividades con la iniciativa de avanzar en el tratamiento de las causas pendientes.

     Las plataformas digitales y las videollamadas también significaron un gran recurso para facilitar las necesarias audiencias virtuales, acercándonos a una posibilidad impensada hasta el momento en ese marco de la Justicia pero que, sin embargo, arrojó excelentes resultados, marcando una tendencia laboral en estos tiempos. 

     También fue necesario formalizar la comunicación mediante grupos de WhatsApp entre magistrados, fiscales y defensores con la iniciativa de optimizar los tiempos de procesos judiciales. A todo ello se suman otras herramientas que ya se venían utilizando como las notificaciones virtuales.

     Por su parte, los productos de comunicación institucionales digitales con los que contamos; página web, Facebook, Instagram y el canal de YouTube pasaron a ser protagonistas para todos aquellos que necesitaban conocer nuestras acciones de gestión, notificaciones, Acuerdos y comunicados de la Organización. Fuimos fortaleciendo nuestra manera de comunicarnos para hacer más efectiva y eficiente el acceso a la Justicia.  

     Desde la implementación de la feria extraordinaria y conociendo de cerca la realidad de contexto que día a día se presentaba, se fueron impulsando nuevas medidas institucionales que permitieron resolver los obstáculos que se iban presentando, dando respuestas inmediatas a las nuevas necesidades y desarrollando la actividad en la medida de las posibilidades que el contexto actual permite. 

     Las audiencias virtuales significaron un gran desafío para las partes. Los soportes digitales permitieron abordar los temas más complejos y sensibles como los de género y familia, alcanzando los objetivos esenciales y dando respuesta así a las urgencias de feria. El trabajo y esfuerzo conjunto entre magistrados, fiscales y defensores fue fundamental para el desarrollo y el buen funcionamiento de la misma.

     Entonces, advertimos que la Justicia no paraba y que había otras posibilidades para seguir adelante con el servicio que brinda la institución.

     Para cuando termine la cuarentena y podamos habilitar poco a poco aún más el desarrollo judicial organizado, de acuerdo con las medidas que implemente el Estado Nacional y Provincial, seguro tendremos la posibilidad de valorar aún más el esfuerzo realizado en esta etapa. El trabajo remoto cambio la realidad laboral, impulso nuevas formas que requerirán protocolos e implementación de desarrollos tecnológicos que ya estamos trabajando.

     La situación de emergencia sanitaria generó un nuevo contexto que nos exige de una planificación estratégica consensuada para implementar a corto plazo. Para ello estamos trabajando mancomunadamente con las partes, con gran compromiso institucional y social en el marco jurídico, en búsqueda de garantizar los derechos constitucionales de toda la comunidad santiagueña.





Área Desarrollo de Sistemas - Copyright © 2008 Poder Judicial de Sgo. del Estero.
Alvear e Yrigoyen - CP. 4200 - Conmutador: (0385) 450-7500 - Secretaría Privada S.T.J.: (0385) 450-7700 / 7701 - FAX: (0385) 450-7703