21 de Agosto de 2020

“PROCESO DE REEDUCACIÓN BUSCA DESARROLLAR NUEVOS ESQUEMAS DE CONDUCTA DESPOJADOS DE VIOLENCIA”

     En el marco del desarrollo de las jornadas “Reeducación de la violencia en épocas de pandemia – Trabajo remoto”, integrantes del Equipo Técnico de Asistencia a la Violencia (ETAV), expusieron sobre la nueva política de trabajo, implementada por el organismo a raíz del nuevo contexto generado por la situación de emergencia sanitaria que atraviesa el país, que exigió una reestructuración de las actividades asistenciales a la virtualidad, permitiendo dar continuidad al objetivo esencial del organismo, comprometido con la reeducación de los asistidos.

     En tal sentido, personal del Área de Prensa del Poder Judicial, se contactó con los responsables de la exposición e integrantes del ETAV, los Lic. Melisa Sarría y Maximiliano Olivera, quienes sostuvieron que, “el proceso de asistencia y reeducación a la violencia, desarrollado por el organismo, viene a dar respuesta a lo establecido por el art. 10 de la Ley 26.485”.

     El proceso de reeducación, en sí mismo, busca desarrollar en el asistido, un proceso de autorreflexión destinado a la deconstrucción de esta cultura patriarcal o machista y formar nuevos esquemas que le permitan cuestionarse sus conductas y desarrollar formas de responder frente a diferentes situaciones, despojadas de la violencia.

     El proceso está constituido por múltiples etapas, iniciando con la primera, en donde los profesionales abordarán al sujeto desarrollando una anamnesis, donde se analizarán los datos más importantes como su historial médico y clínico y el de su familia; para posteriormente comenzar a abordar su historia de vida, partiendo desde el núcleo familiar hasta llegar a la relación de pareja y su vinculación con su entorno. A partir del análisis de estos datos puntuales, se elaboran estrategias que cimentarán el proceso asistencial.

     Muchas de estas estrategias, buscan generar un proceso reflexivo, donde la persona aprenda a cuestionarse sus conductas, sus modos de responder frente a ciertas situaciones, sus pensamientos vinculados con los roles de género, el vínculo disfuncional que se mantiene con la pareja; con la finalidad última de que todas las conclusiones elaboradas, puedan servirles para superarse.

     En cuanto a los destinatarios de este proceso, los profesionales sostuvieron que, “nosotros tratamos de referirnos a ellos como personas que ejercen violencia y no violentos o agresores, ya que buscamos no caer en el error de encasillarlos en una etiqueta social que sumará un gran peso al trabajo a desarrollarse por el organismo en miras de superarlo”.

     “Estas personas, normalmente son víctimas, por decirlo de alguna manera, de una sociedad machista donde no se les enseñó a expresar de la manera adecuada lo que siente ya que lo que viven, muchas veces se traduce en conductas violentas, conductas que son aprendidas e influenciadas por factores intrafamiliares, sociales y culturales; esto sin embargo, no implica justificar sus acciones, sino trabajar con la finalidad de que estas personas puedan ser capaces no solo comprender lo que hicieron, sino también, responsabilizarse de las consecuencias de sus acciones”, explicaron.

     A través del proceso de asistencia, los psicólogos del ETAV, buscan adentrarse en la identidad de la persona y rescatar el lugar del sujeto desprovisto de esa imagen de violento con la que se lo asocia, tratando de comprender aquellas circunstancias que lo llevaron a desarrollar esta conducta violenta y que logre hacerse responsable de esta situación.





Área Desarrollo de Sistemas - Copyright © 2008 Poder Judicial de Sgo. del Estero.
Alvear e Yrigoyen - CP. 4200 - Conmutador: (0385) 450-7500 - Secretaría Privada S.T.J.: (0385) 450-7700 / 7701 - FAX: (0385) 450-7703