21 de Sept de 2020

LOS TIPOS DE ACCIONES PENALES Y SUS EFECTOS EN LA JUSTICIA

     La denuncia, constituye la forma por medio de la cual se da inicio a un proceso penal y consiste normalmente una manifestación, sea de forma oral o escrita que es dirigida al Fiscal o a la Policía, por parte del damnificado de un delito, en donde se comunica la supuesta comisión de un acto delictivo.   

     La misma, debe ser una declaración voluntaria y exclusiva del titular de una acción (o sus representantes legales en caso de tratarse de un menor), por medio de la cual va a ejercer la facultad de enmendar los derechos de esta, que fueron quebrantados mediante un hecho criminal.

     En este marco y de acuerdo con lo expresado, la denuncia se vería como un requisito fundamental para el desarrollo de un proceso penal y si bien en relación con ciertos delitos, esta resulta esencial para el procedimiento de la acción, existen otros, que al concretarse promueven la acción inmediata y de oficio por parte del Estado, a raíz del riesgo que la acción criminosa representa para toda la sociedad.

     Esto permite distinguir tres tipos de acciones penales, las de instancia pública, las de instancia privada y las denominadas dependientes de instancia privada.

     Los delitos de instancia pública son definidos como aquellos que, si bien al cometerse perjudican de forma directa a una persona en especial, pueden causar un daño indirecto a la sociedad o marcar un riesgo futuro para esta última, razón por la cual el Estado no puede permanecer indiferente y generalmente actúa “de oficio” o sin requerimiento de una denuncia previa por parte de la víctima; en esta categoría se incorporan la mayoría de los delitos reconocidos por la ley.

      Por otro lado, encontramos los delitos dependientes de instancia privada, que se definirán como aquellos que, si bien requieren la denuncia del damnificado para realizarse, dada la gravedad del delito, una vez iniciada las acciones, a diferencia de los delitos de instancia privada, no podrá retractarse de la misma o echarse para atrás.

     Un claro ejemplo de este último tipo, son los que afectan la integridad sexual de una persona; las lesiones leves sean estas dolosas o culposas, entre otros.

     Finalmente, encontramos los denominados delitos de instancia privada, que a diferencia de los de instancia pública no constituyen acciones tan graves y el único damnificado será la persona que podrá decidir si realizar la denuncia o no; un claro ejemplo de este tipo de delitos, lo constituyen las calumnias e injurias (contenidos en los arts. 109 y 110 del Código Penal).

     Algo importante para tener en cuenta en relación con los delitos de instancia privada, es que el denunciante, tal como se manifestó, tiene la plena libertad de realizar o no la denuncia y en el caso que decida hacerlo, a posteriori y si así lo desea, puede retractarse de la misma y dejar sin efecto cualquier acción penal iniciada.





Área Desarrollo de Sistemas - Copyright © 2008 Poder Judicial de Sgo. del Estero.
Alvear e Yrigoyen - CP. 4200 - Conmutador: (0385) 450-7500 - Secretaría Privada S.T.J.: (0385) 450-7700 / 7701 - FAX: (0385) 450-7703